10 Maneras de Responder a las Alucinaciones de Demencia en Personas Mayores

Respuesta a las alucinaciones de demencia en personas mayores

La demencia puede causar alucinaciones

La demencia causa cambios en el cerebro que pueden provocar alucinaciones: ver, oír, sentir o saborear algo que no está presente. Su cerebro está distorsionando o malinterpretando los sentidos.

E incluso si no es real, la alucinación es muy real para la persona que la experimenta.

Por ejemplo, si su adulto mayor está viendo bichos arrastrándose por el suelo, nada de lo que diga lo convencerá de que los bichos no existen. Su cerebro dice que los bichos son reales.

Algunas alucinaciones pueden dar miedo, pero otras pueden implicar visiones de personas comunes, situaciones u objetos del pasado.

Algunos incluso pueden ser agradables o felices.

Estas alucinaciones de demencia generalmente ocurren en las etapas medias o posteriores y son más comunes en la demencia con cuerpos de Lewy y Parkinson.

Pero también pueden ocurrir en el Alzheimer y otros tipos de demencia.

Con cualquier alucinación, lo más importante es validar la experiencia de su adulto mayor, responder a sus sentimientos y mantenerlos a salvo.

compartimos 10 maneras de responder cuando alguien con demencia está experimentando alucinaciones.

Advertisement

10 maneras de responder cuando alguien está experimentando alucinaciones de demencia

1. Determinar si se necesita una respuesta El primer paso es determinar si la alucinación está molestando a su adulto mayor.

Si es agradable, es posible que no desee responder o llamar la atención sobre él.

Simplemente sepa y acepte que es un síntoma de demencia y, afortunadamente, no está causando angustia.

Si la alucinación los está molestando o haciendo que hagan algo inseguro, es hora de intervenir rápidamente para proporcionarles comodidad o redirigirlos a una actividad segura.

2. Mantenga la calma y no discuta ni trate de convencer usando la lógica Cuando alguien está teniendo una alucinación de demencia, es importante mantener la calma y evitar contradecirlos.

Lo que están viendo es un síntoma de demencia y es muy real para ellos.

Tratar de explicar que no es real simplemente no funcionará debido al daño que la demencia ha causado en su cerebro.

De hecho, saber que no los crees puede hacerlos aún más molestos y agitados.

Si están lo suficientemente calmados para explicar, también puede ayudar a entender lo que están viendo. Escucha con atención y trata de encontrar pistas de lo que están viendo.

Pero tenga en cuenta que el daño por demencia en el cerebro puede afectar su capacidad para usar las palabras correctas. Por ejemplo, podrían decir coles sin querer cuando se refieren a cojines verdes.

3. Valide sus sentimientos y proporcione tranquilidad Tenga cuidado de no descartar la experiencia de su adulto mayor.

Apartarse de lo que están viendo diciendo algo como, «No seas tonto, no hay nada allí», es probable que los moleste.

Ayuda permitirles hablar sobre lo que están viendo. Tener que tomarlos en serio y darles tranquilidad aumenta su sensación de seguridad y protección.

Enfócate en ser amable y responder a sus sentimientos en lugar de a la alucinación en sí.

Si tienen miedo, podrías decir » Eso suena aterrador, puedo ver lo molesto que estás.»

O si están felices, podrías decir: «Qué maravilloso, me alegro de que te haga tan feliz.»

Otras respuestas posibles podrían ser: «Parece que estás preocupado» o » Sé que esto te asusta.»

No necesitas fingir que puedes ver u oír lo que pueden, solo sé comprensivo y haz lo que puedas para aliviar cualquier miedo o ansiedad como si fuera una amenaza real.

Por ejemplo, podrías decir «No oigo ni veo a nadie fuera de la ventana, pero pareces preocupado. ¿Qué puedo hacer para ayudarlo a sentirse seguro?»

4. Revise el entorno y elimine los posibles desencadenantes A menudo, las alucinaciones de demencia se pueden desencadenar por cosas que suceden alrededor de su adulto mayor.

Su cerebro de demencia puede interpretar la vista y los sonidos de manera diferente, causando alucinaciones.

Para eliminar posibles desencadenantes, revise su entorno en busca de ruido de fondo o estimulación visual que pueda causar un problema.

Por ejemplo, cosas como un televisor o una radio podrían hacerles creer que hay extraños en la casa, que lo que está pasando en la televisión es real o que están escuchando voces.

La iluminación tenue podría hacer de las esquinas sombrías una fuente de miedo.

Los reflejos en pisos o ventanas brillantes cuando está oscuro por fuera y brillante por dentro podrían hacer que parezca que hay personas en la casa.

De manera similar, los espejos pueden ser otra fuente de miedo o confusión.

Publicidad

5. Ofrezca respuestas simples y garantías Cuando alguien está teniendo una alucinación de demencia, no dé explicaciones largas sobre lo que está sucediendo. Tratar de procesar lo que estás diciendo puede aumentar su angustia.

En su lugar, responda de una manera calmada y de apoyo.

Podrías decir algo como, » No te preocupes. Estoy aquí para protegerte. Me aseguraré de que estés a salvo.»

Abrazarlos suavemente o acariciarles el brazo o el hombro también pueden proporcionarles la comodidad y la tranquilidad que necesitan si están asustados o estresados.

Conectarse contigo también puede ser una distracción bienvenida de la alucinación.

6. Busca patrones Si las alucinaciones ocurren con frecuencia, podría haber un desencadenante que no sea obvio.

Una forma de averiguar qué podría estar causando el comportamiento es rastrear las actividades e intentar encontrar un patrón.

Tomar notas o llevar un diario de demencia puede ayudarlo a descubrir que ciertas alucinaciones ocurren a cierta hora del día, antes o después de las comidas, o están relacionadas con una necesidad física como usar el baño o sentir dolor.

O bien, podría ser algo tan simple como un cambio en la rutina diaria que los hace sentirse confundidos o desorientados y les causa alucinaciones.

Llevar un registro o tomar notas le ayuda a buscar soluciones y maneras de evitar las situaciones que pueden estar desencadenando alucinaciones.

7. Distraer y redirigir Otra técnica efectiva es distraer a su adulto mayor de sus alucinaciones.

Trate de cambiar su enfoque a una actividad que disfrute.

Puedes pedirles que te ayuden con una tarea que los haga sentir exitosos, mirar fotos familiares favoritas, cantar su canción favorita, hacer un rompecabezas divertido, comer un tentempié sabroso o dar un agradable paseo para ver la vista, incluso un paseo en el interior funcionaría.

Otra forma de distraer es dirigir su atención hacia ti en lugar de la alucinación.

Si están escuchando voces, intente chatear con ellos. Es más difícil escuchar esas voces si ahora estás teniendo una conversación con ellos.

O si están viendo a alguien o algo, acércate a la altura de los ojos e intenta hacer contacto visual con ellos. Si están ocupados mirándote, podría hacer que la alucinación sea menos intensa o incluso desaparecer.

8. Obtener apoyo que lo ayude a sobrellevar la situación El cuidado de una persona con alucinaciones de demencia es estresante. Por lo tanto, puede ser de gran ayuda saber que no está solo en el tratamiento de problemas como este.

Es por eso que los grupos de apoyo para cuidadores son muy recomendables.

Compartir su experiencia y recibir consejos y sugerencias de otros puede hacer la vida más fácil.

también Hay muchos grandes grupos en línea que son gratuitos y privados, aquí hay 11 que recomendamos.

9. Hable con el médico para averiguar si hay causas médicas
Es posible que desee hablar con el médico de su adulto mayor para averiguar si podría haber una razón médica detrás de su alucinación.

Esto no cambiaría la forma en que respondes, pero puede ayudarte a encontrar formas de reducir o eliminar el comportamiento.

Por ejemplo, algunos problemas médicos que pueden causar alucinaciones incluyen deshidratación, infecciones del tracto urinario, infecciones renales o de vejiga, lesiones en la cabeza por una caída o dolor.

O si su adulto mayor comenzó recientemente un medicamento nuevo, podría ser un efecto secundario negativo del medicamento o una interacción con otro medicamento. Informe inmediatamente al médico de cualquier cambio en su comportamiento.

Y si su adulto mayor tiene problemas con la audición o la visión, eso podría explicarle fácilmente que oye o ve cosas que no están ahí.

10. Póngase en contacto con su médico inmediatamente si su seguridad o la suya está en riesgo Si su adulto mayor está gravemente angustiado por alucinaciones o si las alucinaciones le causan daño a sí mismo o a otros, póngase en contacto con su médico inmediatamente para obtener ayuda.

Por ejemplo, pueden estar atacando para intentar defenderse de un atacante percibido, huir de algo que los asusta u otra cosa peligrosa.

Estos tipos de acciones pueden provocar fácilmente lesiones en ellos y en usted.

Cuando hable con su médico, describa los síntomas, la frecuencia con que ocurren y si han cambiado en intensidad o frecuencia con el tiempo.

Ayuda que lleves un registro o notas que puedan ayudar al médico a tener una idea más clara de lo que está sucediendo.

Si los enfoques no farmacológicos no funcionan y no hay una afección médica que esté causando alucinaciones, el uso cuidadoso de medicamentos conductuales podría mejorar la calidad de vida al reducir la intensidad y frecuencia de las alucinaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *